"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















jueves, 28 de mayo de 2015

Deudas pendientes




Me debo a mí mismo no proclamar mi dolor,
objetar de esas úlceras
de la hueca promesa y el pudo haber sido,
solventar con estoicismo y al fin celebrarme,
sabedor del amor del que me siento capaz.


Me debo un mar que no haga retornar los cuerpos,
un cinismo mayor
que el de aquél que entiende que el orgullo
pasa por afilar la daga de la soberbia,
una serena mañana en el centro
desencuadernando el mes de mayo con sus trinos.


El tabaco de mi voz dice: "Soy",
y me siento cierto en mi incertidumbre,
calmo en mitad de esta desolación
de haber tolerado lo intolerable
tapiando el cielo limpio con sus ojos.


Me debo a mí mismo no arrepentirme,
reconocerme en mi logro de no ser igual,
nunca concretarme en tanta renuncia
de quien ignora su adicción a la tragedia
como una adolescente que se abre las venas
solamente por llamar la atención.


El orujo de mi voz dice: "Puedo".
Me debo a mí mismo no proclamar mi dolor.