"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















miércoles, 27 de agosto de 2014

"Quién de nosotros", de Mario Benedetti




Anteayer mismo devoré, en poco menos de dos horas, la primera novela de Mario Benedetti (Paso de los Toros, 14 de septiembre de 1920 - Montevideo, 17 de mayo de 2009), Quién de nosotros, ópera prima cuya aparición fue celebrada por la crítica, calificándola como el libro más prometedor que la literatura de ficción uruguaya había producido en ese momento. Desde entonces, esta novela ha sido reeditada continuamente y ha servido de germen para el resto de la extensa producción del escritor de mostacho solemne y sonrisa amable, que cuenta con más de ochenta libros y ha sido traducida a más de veinte idiomas. Nunca antes me había acercado a la faceta novelística de Benedetti -sí a sus trabajos con el relato y la poesía, no obstante, gustándome más sus recursos con la prosa que con el verso-, pero rápidamente mis expectativas se vieron recompensadas con creces, tras comprobar desde la primera página su prosa limpia y depurada, cuidada al milímetro, que no deja nada fuera de lugar y no tolera el más mínimo indicio de desorden, ninguna vaguedad literaria gratuita. 

Un libro como el que cayó antes de ayer en mis manos debería ser la prueba más tangible de cuándo un escritor está llamado a perdurar para siempre entre los nombres más laureados de la historia de la literatura universal: sencillo en forma y argumento, pero en ningún caso simple; inteligente e intuitivo, pero no pedante ni intolerablemente ficticio; breve, pero intenso y turbador; sentimental, inteligentemente emocional, pero no por ello cursi... Podría dedicar todo un párrafo de esta reseña a elogiar las virtudes que sin duda copan sus poco más de ciento cuarenta páginas, y quizá aún no lograra del todo comunicar a los lectores la belleza de su unidad. El ritmo es el ideal a la historia que se cuenta, y cada palabra tiene su lugar exacto en la frase, cada frase su lugar exacto en el párrafo, cada párrafo su lugar exacto en el capítulo. Benedetti nos demuestra que no es necesario recurrir a argumentos en exceso truculentos, geniales o peculiares, para alumbrar una historia interesante, rica en matices y claroscuros, que consiga atraer la máxima atención del lector y lo clave como a un poste en el sillón. También, que en literatura las temáticas originales ya no existen -en realidad, y como es lógico, ya casi en ningún ámbito existe algo original-, y que da igual el tema que un autor trate en su obra, siempre y cuando ésta esté bien escrita. 

Seccionada en tres partes claramente definidas, cada una de ellas perteneciente a un personaje y una voz, Benedetti nos acerca la historia de un triángulo amoroso que rompe esquemas en este tipo de intrigas. Dicho triángulo está formado por Miguel, hombre que nunca se ha tenido a sí mismo en muy alta estima y que vive obsesionado con que su mujer, Clara, le ha sido o le gustaría serle infiel con Lucas, amigo de ambos desde la juventud; Clara, mujer de Miguel, que está cansada de que su marido sea un incurable derrotista y casi le arroje a los brazos de Lucas; Lucas, amigo de la pareja cuya presencia nunca ha dejado de estar vigente entre el matrimonio, a pesar de que ya vive lejos de ellos. Lo más importante de esta novela no es lo que se dice, no es lo que nos van revelando sus personajes mediante sus escritos -Miguel, desde sus diarios íntimos; Clara, a través de una larga carta de despedida que le escribe a su marido cuando va a reunirse con Lucas; Lucas con los cuentos que publica, más autobiográficos de lo que le gustaría admitir, y que le han reportado cierta fama de escritor talentoso-, sino lo que callan cada uno de ellos, lo que insinúan, el verdadero camino al infierno que está empedrado de buenas intenciones. Así, mediante silencios y sobreentendidos, averiguaremos que Miguel está tan enamorado de Clara que no puede hacer otra cosa que entregársela al genial Lucas, con quien siempre sospechó que sería más feliz, pero que ese generoso enamoramiento está enturbiado por las infidelidades de Miguel cometidas con otra mujer, y el lector llega a sospechar si el suyo no será un pretexto para empezar una nueva vida con su amante; que Clara ha decidido abortar su misión de hacer feliz a Miguel, acusándole de haberla entregado a los brazos de Lucas, con el que siempre ha vivido obsesionado, imaginando un idilio entre ambos, pero que en esa acusación es muy posible que exista un verdadero y antiguo deseo de estar con Lucas, siendo entonces fundadas las sospechas de Miguel; que Lucas nunca tuvo mucho aprecio por Miguel y no dudará en acoger a Clara en sus brazos, aunque cabe la posibilidad de que su entrega a Clara se deba más a un ejercicio de soberbia y a una enconada rivalidad con Miguel, que a un auténtico sentimiento amoroso. Todo y nada es lo que parece en esta genial historia, que despertará las suspicacias de los lectores más celosos y les pondrá cierta inquietud en la boca del estómago. 

 Después de esta maravillosa experiencia, estoy deseando ya leer otra novela suya que tenía aparcada en mi biblioteca, La tregua, y saber de primera mano si allí, entre sus páginas, vuelven a confirmarse la pericia del autor uruguayo con la prosa, que de su pluma viene limpia, clara, revitalizante como el agua que baja de la montaña. Siempre vivo, Mario Benedetti.





Título: Quién de nosotros

Autor: Mario Benedetti

Editorial: Punto de Lectura

ISBN: 978-84-663-0244-1

Nº de páginas: 144

5 comentarios:

Trinidad dijo...

'La tregua' estoy segura que no te defraudará. Como segura estoy que tampoco lo hará conmigo 'Quién de nosotros'. Llevo con esa novela pendiente mucho tiempo. Creo que ya va siendo hora de hincarle el diente.

Muchas gracias por tus reseñas y enhorabuena por el blog.

La Maga Lunera dijo...

Grandísima reseña, mi vida, me apetece leer el libro tanto por ella, como por las cosas que me contaste de él. TE AMO CON TODA MI ALMA.

Raúl Viso dijo...

Muchas gracias, mi vida. TE AMO CON LOCURA.

kabu leyendo es gerundio dijo...

Me da un poco de corte meterme en medio de esta conversación de gente enamorada ;) pero.... al leer la reseña he recordado lo que disfrute leyendo este libro de Mario.
Agradable descubrimiento tu blog, me quedo por aquí..!

Raúl Viso dijo...

Cierto, se disfruta mucho leyéndola, Kabu. Te sigo, saludos.