"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















martes, 8 de abril de 2014

"Los leopardos de Kafka", de Moacyr Scliar




Desde hace ya algún tiempo sentía un profundo interés por leer esta novela; sin embargo, fui aplazando su lectura y escogiendo otras de entre los títulos que conforman el selecto y exquisito catálogo de la editorial Rayo Verde, que siempre me ha reportado tantas satisfacciones como lector. Ahora por fin he podido aplacar esa inquietud, y ya puedo dictaminar que el resultado ha sido sorprendente, impactante, magnífico. La novela corta que el escritor y médico brasileño Moacyr Scliar (Porto Alegre, 23 de marzo de 1937 - 27 de febrero de 2011) publicó originalmente en el año 2000 es un conjunto de elementos magistralmente engarzados entre sí, y su lectura le servirá por igual tanto a los lectores más exigentes como a esos otros que prefieran los libros amenos, divertidos, ligeros pero compactos. Aunque suena ya a tópico decir estas cosas de un libro en una reseña -cuántos bodrios nos habrán vendido, de esta manera, aquellos que se dedican a escribir esas soberbias sinopsis en las contraportadas de los libros-, en esta ocasión puedo garantizarles que no hay engaño posible: esta obra satisface desde la primera página y no debería decepcionar a nadie, ni a los lectores más contumaces e ilustrados, ni tampoco a aquellos que busquen únicamente de una lectura pasar un buen rato. 

La literatura del absurdo también puede reportar ingentes dosis de cultura; eso es algo que ya sabíamos algunos desde nuestra primera juventud, pero que otros lectores recios, sobrios, grises, de monóculo y pipa y prejuicios a juego, que desde su más tierna infancia ya devoraban ávidamente las epopeyas de Homero, siempre se han resistido a admitir y aceptar. Los leopardos de Kafka no hace sino constatar esta realidad, y para ello se vale de la inteligencia puesta al servicio de la historia y, sobre todo, del humor. La comedia, en este relato, se hace salvoconducto indispensable para acceder a las aptitudes más afectadas de algunas ideologías políticas, y desde ellas va desgranándose el meollo de la historia, divertida a rabiar. 

Benjamin Kantarovitch, apodado Ratoncillo por su aspecto apocado y asustadizo, es un joven judío que vive en una aldea no muy lejana a Besarabia, una región que es tierra de nadie y objeto de constantes disputas entre Rusia y Rumanía. Nos encontramos en 1916, en la Rumanía prerevolucionaria, y Ratoncillo se aburre en su aldea anodina y dejada de la mano de Dios. Para pasar el rato, estudia con avidez el Manifiesto Comunista de Karl Marx y sueña con iniciar la revolución, codo a codo con el mismísimo Trotsky. Su sueño se ve cumplido cuando su amigo Iossi, en su lecho de muerte, le encomienda una misión: viajar a Praga y entregarle un sobre cerrado a un hombre, también judío y, al parecer, escritor. Esta aventura conducirá al protagonista a conocer a Kafka y a malinterpretar un texto breve que este le entrega, y que acabará teniendo consecuencias, décadas después -en 1964-durante el golpe de estado en Brasil.

Queda claro, con esta hilarante novela, que Moacyr Scliar sabía que la risa es un requisito imprescindible para afrontar las horas más bajas. Su relato es una constante secuencia de escenas absurdas y fortuitas, conformada por una cadena de errores, que recuerda mucho a la condición humana. Les aseguro que no pararán de reír esos lectores que decidan asomarse a esta obra, y hasta es posible que, al igual que me ha ocurrido a mí, desarrollen cierta empatía y ternura por un protagonista tan patán, tan adorablemente torpe, tan torpemente humano, al fin y al cabo. Aún nos queda la risa, en estos momentos históricos que vivimos, para consolarnos de que los leopardos sigan entrando en el templo o de que nunca hayan dejado de hacerlo.



Título: Los leopardos de Kafka

Autor: Moacyr Scliar

Editorial: Rayo Verde

ISBN: 978-84-15539-12-4

Nº de páginas: 128



5 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Gran reseña, amor mío. Un libro que apetece leer ahora, que tanta falta nos hace la risa. Te AMO CON TODA MI ALMA!

Raúl Viso dijo...

Leído así puede parecer un rollo político, pero en verdad es un libro divertidísimo y ameno, altamente recomendable para todo el mundo. TE AMO, MI DEIDAD.

El infierno de Barbusse dijo...

Muy interesante título. Y, si está Kafka por medio y encima es divertido, no puedo decir que no me lo compraré, porque te estaría diciendo una mentira. Una mentira de la gorda.

Gracias por dármelo a conocer.

Un abrazo.

Raúl Viso dijo...

Intuía que, estando Kafka de por medio, este libro te llamaría la atención. Será una buena compra, te lo aseguro. Por cierto, ya me hice con un ejemplar de "Las olas", de Virginia Woolf; a ver cuándo me pongo a leerlo.

Un abrazo.

El infierno de Barbusse dijo...

Oh, Las olas. Has hecho bien. Ya me dirás a ver qué te parece. Un abrazo.