"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















miércoles, 12 de marzo de 2014

"Alma atrapada", Nuria del Saz



De Nuria del Saz sabía la encomiable labor que desempeña como periodista y presentadora de informativos para el Canal Sur, pero no tenía conocimiento de su emergente carrera literaria. Aunque en una primera toma de contacto con el periodismo se decantó por la radio, a ningún telespectador pareció extrañarle, cuando la televisión andaluza apostó fuerte por ella, que una persona invidente pudiera presentar con tanta naturalidad y pericia un programa informativo. Y es que esta mujer todoterreno es la primera en normalizar su situación, afirmando que no le costó demasiado adaptarse a su nueva condición, pese a que su ceguera fue algo tardía, y bromeando al decir que son los telespectadores quienes tienen que verla a ella y no al contrario. Ese mismo afán de superación y esa desdramatización -por así decirlo- de su especial condición parece ser la directriz a seguir en su obra poética, reunida en 2006 por la editorial Alfar bajo el título Alma atrapada.

No todos los escritores son poetas, pero los poetas sí son todos escritores. Hay cierto orgullo en el mundillo literario acerca de dedicarse a este género, aunque lo cierto es que se escribe mucha más poesía de la que se lee, y aunque en ocasiones ese orgullo pase por ser una altivez insoportable de autor que cree haber descubierto la panacea literaria con sus construcciones poéticas. Por lo general ocurre que, a mayor altivez, peores suelen ser los versos de los que se presume; por eso cada vez me gusta más encontrar a personas humildes como Nuria del Saz, a la que no le duelen prendas al reconocer en sus entrevistas que el poemario Alma atrapada no atiende a una construcción deliberada, con una estructura bien planificada, sino que esta obra recoge un número concreto de poemas que escribió a lo largo de los años sin conciencia de proyecto, por el simple afán de descargarse, y que muchas personas la animaron a publicarlos bajo una estructuración y un título, entre ellas su profesora de Literatura del colegio. Esto le reportó uno de los Premios Tiflos de Poesía que otorga la ONCE

Todo primer libro de un escritor supone el cumplimiento de un sueño, una tranquilidad de deber cumplido. Los primeros poemas que aparecen en esta obra datan de cuando a la autora también le quedaba por cumplir el sueño de ser periodista. Dos pájaros de un tiro, y una enorme carga visual en cada una de sus construcciones poéticas, donde la sencillez elabora paisajes que sólo pueden ver aquellos que saben mirarlos. Sus versos son muy gráficos, una ventana abierta al poniente, una viñeta donde la vida transcurre con sus misterios y sus salvajes sorpresas. Parecen hacerse verdad incorruptible, entre las páginas de este libro, las palabras de José Hierro que se incluyen como cita de apertura a una de sus secciones: "En poesía no hay sinónimos; cada palabra es la que debe ser y no hay otra."

 Lo que más deleita en esta obra es ir comprobando, desde sus primeros poemas hasta los últimos, la evolución plausible con que la personal poética de la autora andaluza va contaminándonos la cabeza con imágenes en suma vívidas, coloridas, que acarrean escenas no por cotidianas menos emocionantes. Si quieren una medida aproximada de la poesía de Nuria del Saz, prueben a tumbarse panza arriba sobre el frescor de la hierba y contemplar el paso de las nubes por el cielo, con esa sed de eternidad que pergeña a quien gusta de estudiar la amplitud de algunos paisajes. Y siéntanse únicos. 



Título: Alma atrapada

Autor: Nuria del Saz

Editorial: Alfar

ISBN: 84-7898-246-9

Nº de páginas: 68

2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Muy buena reseña, amor. En la sencillez es donde se encuentran las cosas más hermosas. TE AMO CON TODA MI ALMA.

Raúl Viso dijo...

Muchas gracias, mi vida. La sencillez es la más difícil de todas las poses. TE AMO Y SIEMPRE TE AMARÉ.