"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















martes, 14 de enero de 2014

"El azar de la mujer rubia", de Manuel Vicent




Hacía ya algún tiempo que sentía un interés especial por leer esta novela. Tal vez cierta nostalgia (que quizá muchos lectores compartan conmigo, pese a ser yo demasiado joven para desarrollar algún tipo concreto de melancolía) hacia un tiempo en que la clase política de este país era de otra casta -no sé si mejor o peor, aunque aparentemente menos agresiva, menos lesiva para con la ciudadanía y, precisamente por ello, más convincente- hayan sido las razones por las que la última obra de Manuel Vicent (Villavieja, Castellón, 1936) suscitase en mí tantas expectativas desde su aparición en las librerías. Gracias a la cortesía de Punto de Lectura he tenido la ocasión de leerla, y el resultado ha sido, cuanto menos, sorprendente. Hacen falta no pocas dosis de valentía y arrojo para atreverse a componer una ficción literaria a partir de personajes reales, históricos, pero que aún viven, sin que la tarea no sea fácilmente allanada por la censura y la incomprensión a la que se ven sometidas esas figuras públicas que ya están muertas, que no poseen derecho a réplica para aclarar o denunciar si los hechos que se les atribuyen en la obra escrita son verídicos o inciertos. Una novela de estas características, que incluye protagonistas que también (y todavía) lo son en la realidad, puede acarrear muchas críticas -de hecho, he podido leer algunas navegando por la red-, aunque, como en este caso, el autor se haya guardado las espaldas anexando al final de sus páginas una breve nota aclaratoria para explicar que "las novelas crean realidades en sí mismas, con su propia dinámica", y que la cosa no va más allá del deleite que produce escribir (para el escritor) y leer (para el lector agudo) un mero juego literario. 

Hay tres principales entre estas páginas, pero el gran protagonista de esta peculiar historia a caballo entre la ficción y la realidad no es otro que Adolfo Suárez, figura a todas luces emblemática de la reciente historia de España que ahora, en estos momentos, en tiempo real, está viviendo sus horas más bajas, afectado por una enfermedad neurológica que le ha hecho perder la memoria. De él se ha dicho que fue el mejor presidente del gobierno que ha tenido este país, y aunque esta opinión quizá no sea compartida por algunos, resulta indudable su enorme aportación a la Transición y la simpatía que despertó entre el pueblo, gracias a su disposición al diálogo con quienes no compartían sus ideas -legalizó el Partido Comunista, tras la muerte del dictador Franco-, a su valentía en los hechos acaecidos durante el intento de golpe de estado del 23-F -se enfrentó al golpista Tejero para salvar a su amigo el teniente general Gutiérrez Mellado- y a su cercanía con el populacho cuando, con sus propias manos y en mangas de camisa, rescató a algunos heridos de entre los escombros del repentino hundimiento de un restaurante. "Toda personalidad excepcional está condenada a la soledad y Suárez no fue una excepción", ha dicho el periodista Fermín Bocos. Porque estoy de acuerdo, y porque no he visto en esta novela nada que pueda resultar ofensivo, más allá del juego literario, para el ex presidente, he creído asistir en estas páginas a un homenaje con una carga considerable de buen humor y no menos imaginación. 

El azar de la mujer rubia recompone, mediante la sátira, el triángulo amoroso que presuntamente formaron Adolfo Suárez, la política y eurodiputada española Carmen Díez de Rivera y el rey Juan Carlos I. Entre sus páginas nos encontraremos los hechos más importantes y recientes de la historia de España, relatados desde la ficción que suscita la neblina de la desmemoria actual de Suárez, perdido en un mundo de fantasmas, que deberá ir ordenando y diferenciando los recuerdos reales de los recuerdos apócrifos para reconstruir la historia del país desde el periodo pre constitucional hasta nuestros días. 

Manuel Vicent ha parido una novela que no dejará indiferente a nadie, para bien o para mal, con el coraje y la pericia a que nos tiene acostumbrados para abordar la historia y hacerla maleable mediante el humor, la inteligencia y el alto nivel de su imaginación. Lo de menos es si los pormenores de la vida íntima y personal del ex presidente ocurrieron tal y como se describen o no; la novela de Vicent es un curso acelerado, ameno y divertido de la historia más reciente de España, una crítica mordaz a los políticos que hemos ido eligiendo en la actualidad y, además -y sobre todo-, un rescate del olvido de una de las personalidades más sólidas y queridas que ha dado este país.


Título: El azar de la mujer rubia

Autor: Manuel Vicent

Editorial: Punto de Lectura

ISBN: 978-84-663-2776-3

Nº de páginas: 256

2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Grandísima reseña de un libro a todas luces controvertido, y original a más no poder. Admiro la valentía de esos escritores que aúnan realidad y ficción, no es nada fácil. Muy buena. TE AMO.

Raúl Viso dijo...

Gracias, mi vida. TE AMO.