"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















miércoles, 28 de agosto de 2013

La noria



A Palo Rodríguez Ortega



La risa vence al miedo
y agosto tiene frío,
pero agradezco esta noche de feria
que tiembles contra mí en un abrazo
más hondo aún que el abismo dócil
que pone la ciudad a nuestros pies,
más próspero e intenso todavía
que el advenimiento del otoño
ganándole a la brisa
ocasos prematuros.


Que cualquier amenaza sea esta:
la altura y sus colores en sutura
que es la costura con que se reúnen
los labios de una herida,
tu cintura bebida por mi mano,
tus ojos riéndole a la noche
con la sonrisa que asocio a tu infancia
y esa dulce advertencia que me haces
de amarme más allá
del tiempo en que caminen por la Tierra
los hijos que alumbrarán nuestros hijos.


(Agárrate a mí y gira conmigo;
este cielo de agónico verano
te ha coronado al fin reina del baile.
Y luego te hago una fotografía.)


No quiero que bajemos de esta noria,
porque a cada vuelta
que nos resta por pisar suelo firme
este cielo que se abre
podría no volver a repetirse
otro año, y otro más,
y tu unidad no tendría ese abrazo
con que temblar así contra mi miedo,
ni agosto reiría de frío
si no cumplieras tu dulce advertencia
de amarme más allá
del tiempo en que la muerte irreprochable
levante, de esta verbena, un osario.






2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Eternamente quedaría en esa noria, lejos del mundo y aferrada a tu cuerpo, que es mi único universo. Gracias por esta maravilla, gracias por tantos días mágicos, por cada cosa. Me haces inmensamente feliz. Siempre a tu lado, amor de mi vida. TE AMO CON TODA MI ALMA, ERES LO MEJOR QUE ME HA OCURRIDO JAMÁS. TE AMO, TE AMO, TE AMO!

Raúl Viso dijo...

Gracias a ti por hacerme tan feliz, por darme paz, serenidad y sentido común. Eres inmensamente valiosa. TE AMO, MI NIÑA.