"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















miércoles, 10 de julio de 2013

"La pesquisa", de Juan José Saer




Primera incursión que hago en la obra de Juan José Saer (Serodino, provincia de Santa Fe, 28 de junio de 1937 - París, Francia, 11 de junio de 2005), autor del que se dice que no solamente es uno de los mejores escritores argentinos, sino también uno de los ensayistas y novelistas más influyentes del siglo XX. Gracias a la deferencia de Rayo Verde editorial he podido leer La pesquisa, aunque ya adelanto que no resulta fácil escribir una reseña de esta novela. Los sentimientos que he albergado respecto a esta obra son un tanto contradictorios, y como bien señala una crítica de Le Monde éste es un libro para leer varias veces; tal vez una segunda lectura me diera unas proporciones más claras de sus virtudes, unas directrices más rectas de cómo la historia se desarrolla hasta desembocar en un final que, en realidad, incidiendo más en los recursos de que se vale para forjar una interpretación veraz, son dos.

Lo soberbio de esta novela dentro de una novela es la invitación que le hace al lector de desplegar sus dotes más intuitivas. Su prosa, elitista y cuidadosamente tejida, deambula con una extraña lírica por los elementos externos que rodean a los personajes para así dar una medida más exacta de su interior, aunque a veces sus descripciones, tan prolijas que se antojan algo gratuitas, corran el riesgo de distraer del núcleo de la historia y aburrir al lector menos aventajado o más despistable. Con todo, si se presta total atención, uno sabrá al leer esta novela que cada elemento a incluir tiene su porqué, explicado en un desenlace -en realidad, dos- que adolece un poco de ser demasiado redondo, como si el autor hubiera temido que el lector no iba a ser capaz de entenderlo. Como ya he dicho, una segunda lectura me serviría para saber hasta qué punto lo que digo es cierto, mera elucubración o incomprensión por mi parte, pero a mí me quedó la sensación, al cerrar el libro, de que se me había explicado el sentido de un chiste muy bueno que pierde la gracia al ser explicado. Quizá un final abierto, donde los cabos sueltos quedasen en competencia del lector para atarlos, hubiera logrado mantener esa belleza decadente y esa sensación de abandono que rezuman en estas páginas.

Morvan, policía taciturno y silencioso cuyos demonios interiores lo convierten en un firme enemigo de las falsas apariencias, busca por toda la ciudad a una bestia que ya ha asesinado brutalmente a veintiocho ancianas, ganándose primero su confianza. El radio de acción del asesino se irá estrechando de una manera tan opresiva y descarada, que el atormentado investigador llegará a dudar incluso de su propia cordura. Paralela a esta investigación, tres amigos, mediante el discurso literario, deberán averiguar la autoría de una novela inédita atribuida a un cuarto amigo suyo ya fallecido y legada por su hija. Mediante diálogos, los tres amigos acabarán desentrañando las peripecias del investigador Morvan y esclareciendo el macabro juego de apariencias y traiciones en el que se ha visto involucrado.

Libro con una extraña y hermosa prosa que hará las delicias de los lectores amantes de la palabra exacta, y que -intuyo-, pasado un tiempo después de leído, requiere de una concienzuda revisión por parte del lector para sacarle todo el jugo posible. La de Juan José Saer es una prosa que requiere de los cinco sentidos, compleja e inteligente, no apta para lectores que sólo busquen un mero entretenimiento.

Por último, hacer mención del buen criterio editorial que ofrece Rayo Verde a sus lectores, y cuya cuidada selección de títulos huye de las modas y de los éxitos facilones y fugaces. Desde esta malograda bitácora les recomiendo asomarse a su web y bucear por su magnífico contenido y su filosofía de publicación.

Título: La pesquisa

Autor: Juan José Saer

Editorial: Rayo Verde editorial

ISBN: 978-84-15539-00-1

Nº de páginas: 175


2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Cada día son mejores tus reseñas. No es fácil radriografiar un libro como tu lo haces. TE AMO.

Raúl Viso dijo...

Muchas gracias, mi niña. Lo cierto es que, cuantas más reseñas escribo, más difíciles me parecen de escribir. TE AMO.