"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















jueves, 11 de julio de 2013

"El Sunset Limited", de Cormac McCarthy



Recién acabo de terminar El Sunset Limited, el último trabajo literario -¿novela? ¿obra de teatro?- de Cormac McCarthy (Providence, Rhode Island, 20 de julio de 1953), uno de los pocos escritores actuales que han conseguido sorprenderme en los últimos años. No tenía conocimiento -ya he advertido en alguna otra ocasión que soy un completo inculto en materia de cine, y que el considerado séptimo arte, por norma general, suele aburrirme más que una sinagoga a un putero, por no precisar de ese hambre de imágenes que suele acuciar a todo el mundo, devaluadas a fuerza de usarlas- de que se había hecho una película con esta obra, dirigida por Tommy Lee Jones e interpretada por él mismo y Samuel L. Jackson -maldita sea, ese tío moja pan en todas las salsas, si es que no se le adelanta Morgan Freeman-; ha sido al buscar imágenes con que ilustrar esta reseña que me he encontrado con la portada del film, al que algún traductor tuercebotas ha tenido la desfachatez de llamar en español Al límite del suicidio, como si se tratase de uno de esos telefilms infumables y casposos con que rellenan sus contenidos esos burdeles de baja estofa que conocemos por el nombre de cadenas de televisión.

Vuelve a confirmarse en estas páginas que la brevedad no está reñida con la intensidad; he consumido el libro en apenas un rato por la mañana, sentado en el retrete tras el primer café y el primer cigarrillo del día, y otro rato por la tarde, sentado en cualquier banco de esta ciudad con forma de cepo. Su estructura, en forma de largo diálogo u obra de teatro, se hace muy ameno de leer, aunque su contenido acabe por conminar a quien lo lee a llevarse el cañón de una nueve milímetros parabellum a la sien o al cielo de la boca. Sin embargo, no hay nada condenable en ello: al fin y al cabo, el propósito de esta obra es abrir un debate acerca de si la fe o el positivismo son suficientes para salvar al género humano de sus múltiples carencias, dudas, incertezas y contradicciones, o si, por el contrario, hay que tomar al pie de la letra las palabras que dijo alguien al afirmar que un optimista sólo es un pesimista mal informado. Parece que el autor norteamericano lo tiene bastante claro, y no es la primera vez (ni la segunda, ni la tercera, ni la cuarta...) que se siente un completo absentismo de Dios en su prosa.

El Sunset Limited es el nombre que recibe el tren del metropolitano al que el hombre blanco de esta historia ha decidido arrojarse, un profesor de universidad que, pese a su cultura y su posición acomodada, vive sumido en la desesperación. Un hombre negro, contertulio del profesor y ex convicto, que ha llevado una vida marcada por la violencia y las adicciones, es quien lo detiene y le da asilo en su casa por unas horas, con la convicción de que acabará convenciendo al profesor de la necesidad de aferrarse a la vida y escuchar a Dios. Se inicia así una batalla dialéctica, uno sentado frente al otro, entre la luz y la oscuridad, entre la fe y el escepticismo, entre la esperanza y la desesperación.

Confieso que, al gozar de este tipo de estructura, y habiendo comprobado anteriormente, en otras obras suyas como Todos los hermosos caballos y No es país para viejos, la enorme capacidad de la que se hace gala McCarthy para alumbrar diálogos inteligentísimos, pensé que iba a tener que subrayar con mi lápiz la mayor parte del libro. No ha sido así, por desgracia, y además se echan en falta sus prolijas y hermosas descripciones y esa forma de narrar, original y sincopada, que tanto ha sido criticada por esos autores que sólo pueden contar con sus vivencias, tan personales como soporíferas, para parir una historia, ignorantes de que la capacidad de fabulación debe ser una de las mayores virtudes a la que deba aspirar cualquier escritor que se precie como tal. 

Aun así y con todo, la obra no deja de ser rica en cuestión de planteamiento, y ya presagio que el autor norteamericano está llamado a ser uno de esos escritores que permanecerán incólumes, disfrutando de una salud indestructible, entre los más grandes autores de la literatura universal. Los de mi generación y los de generaciones anteriores tuvimos a Robert Louis Stevenson, Joseph Conrad y William Faulkner; nuestros hijos y nuestros nietos tendrán a Cormac McCarthy.



Título: El Sunset Limited

Autor: Cormac McCarthy

Editorial: Debolsillo

ISBN: 978-84-9032-118-8

Nº de páginas: 94

2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Sé lo que significa este autor para ti, y por eso yo le guardo un gran cariño. A ver cuando me siento capaz de abordarlo de nuevo. TE AMO.

Raúl Viso dijo...

Quizá las temáticas que aborda no sean santo de tu devoción, pero te aseguro que sus descripciones semiapocalípticas se hermanan a la perfección con tu estilo literario. TE AMO, AMOR DE MI VIDA.