"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















martes, 9 de abril de 2013

Palabra temida (del poemario "Algo sagrado")




Vivir amadrigado en tu pecho,
solícita la mejilla a la suma
protección de tu latido
por debajo de la ropa, la carne,
el hueso, y allí en el tórax
tu pulso nítido que impulsa
tu vida y mi ternura,
si es así como la habilita
y la atesora;
                                pues nunca un abrazo tuyo
acogiera tanta y tan pura certeza de amor
como la que ahora yo te ofrezco,
nunca uno mío fuera tan constrictor y entregado,
propicio a la dicha de saberse
al fin, en la albura del regazo, siempre ser único.


Vestido con tu piel, vivo un trance
de puro prodigio:
ya no soy paria, ya no acorralo
frases de filósofo ebrio.
Aun así, protégeme de mí mismo,
levanta tus defensas
en las postrimerías
de mi fatalismo, y hazme saber
que soy tuyo, que soy perro,
tuyo, que eres propietaria
incluso de mis aprensiones,
que no abandonarás la suscripción
a mi mirada, que soy tuyo,
que eres mía, que la posesión
es palabra temida por el resto
pero condición tan indispensable
de nuestras pasiones hechas bloque único.


Aíslame del mundo, isla azul
y recogida, o repliégame en tu seno
como a un billete introducido en un escote.
Custódiame:
                                no quiero más ángel
que el ala desmayada de tu cabello
cuando lo cepillo.

2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Tuya soy yo hasta la muerte. Estas cosas son las que hacen del mundo un lugar más hermoso. Como tú. TE AMO.

Raúl Viso dijo...

Y yo tuyo, en cuerpo y alma. TE AMO, MI VIDA.