"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















jueves, 15 de noviembre de 2012

"Cosmética del enemigo", de Amélie Nothomb




Comienzo a echar de menos historias con finales redondos, y aunque el de ésta que nos ofrece Amélie Nothomb, autora de confusa procedencia -nacida en Kobe (Japón), proveniente de una antigua familia belga, habiendo vivido su infancia y adolescencia en Extremo Oriente, en China y Japón, y no obstante considerada una autora francesa-, no me parece un mal final, creo que podría haberse elaborado más. A partir de la página ochenta y tantos -la novela es muy corta y sólo cuenta con noventa y seis páginas, con lo que tampoco es un mal resultado-, queda la agridulce sensación de haber querido hallar el desenlace con prisas durante el proceso creativo, siendo así que un relato tan sumamente original como este acaba cojeando, cayendo en ciertas incongruencias y divagaciones gratuitas. Aun con todo, la idea de esta historia me parece de una originalidad deslumbrante, y sus diálogos, magistrales. Es uno de esos libros que entretienen y, además, instruyen. 

Jérome Angust, empresario que en el aeropuerto escucha el anuncio de que su vuelo sufre un retraso, se topará con un inesperado e insolente interlocutor, Textor Texel, que le dará charla a pesar de su resistencia manifiesta. Durante esta impuesta conversación, Angust irá descubriendo la personalidad depravada y sociópata de su no solicitado acompañante, y en su fuero interno se irán perfilando sus más secretos y monstruosos fantasmas, convirtiéndose así su espera en un auténtico infierno ulterior. 

Cosmética del enemigo se convirtió en el fenómeno literario del otoño del 2001 en Francia, donde agotó en la primera semana tras su publicación la nada desdeñable tirada de 150.000 ejemplares. Tanto los lectores como la crítica coincidieron en el buen hacer con las letras de Nothomb. A mí, sin embargo, me ha faltado un poco más de paciencia por parte de la autora para elaborar un final que no pareciese escrito con prisas de última hora, aunque sin duda volveré a recurrir a ella y a consumir otras obras suyas, tales como Metafísica de los tubos, novela que ya aguarda en mi mesita de noche para ser leída.

1 comentario:

La Maga Lunera dijo...

El libro parte de una de esas ideas que siempre digo me gustaría tener a mi. Como tú opino que podría haberlo desarrollado mejor, pero es original y entretenido. Anoche terminé Metafísica de los tubos, y aunque en la linea de este, es entretenido, a mi me ha parecido peor. Ya me contarás que opinas. Te amo.