"Mis criaturas nacen de un largo rechazo."
PABLO NERUDA




















jueves, 23 de agosto de 2012

Breves desiderables: I. Tus ojos: océano




Aguamarina si en paz están;
cobalto bélico si entonces fieros o exigentes,
exacto al del cielo reventando en las mañanas gélidas
y luminosas de Madrid. El gris allí
también hace hogar; el verde a veces,
ligero, limaduras apenas de jade
estriando el amalgama que pervive
al fondo de ese océano
en esferas.
                   Pues dime ahora
qué sonda lanzar a ellos
cuando de ellos no recobro un color fidedigno
con brillos silenciosos que adiamanten el poema,
dime qué redes tender
en su crepúsculo de azul mutable
cuando anochece a plomo mi mirada en tu mirada,
y casi ciego, y retrepado en mi deseo,
ya no alcanzo a distinguir la petición de la exigencia.

2 comentarios:

La Maga Lunera dijo...

Hermosísimo. Gracias por este regalo. TE AMO.

Raúl Viso dijo...

Ya te explicaré de qué trata esto más detalladamente, pero te adelanto que es una especie de metapoemario del poemario originario, "Algo sagrado", sacado a partir de su bloque tercero de poemas.
Celebro que te guste. Te amo.